SAPI impulsa la Denominación de Origen Cacao de Caripito | Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual

SAPI impulsa la Denominación de Origen Cacao de Caripito

Al referirnos a determinados productos como vinos, embutidos, frutas, quesos, cacao, entre otros, en muchas ocasiones empleamos las palabras Denominación de Origen (D.O.) como un concepto que denota una alta calidad que los hace diferentes a sus similares en el ramo; es decir que se refiere a la producción de una zona geográfica determinada utilizada para designar un producto originario cuya calidad, reputación u otras características se deben a la exclusiva o esencialmente al medio geográfico incluyendo los factores naturales y humanos.

En el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI), como ente competente para el otorgamiento de las Denominaciones de Origen, hemos emprendido una campaña de asesoría y acompañamiento para impulsar a nuestros emprendedores y productores con la finalidad de descubrir nuevas D.O., con calidad de exportación y enaltecer los productos venezolanos.

Es así como se llevó a cabo una mesa de trabajo con la “Fundación nuestra tierra”, en la que estuvieron presentes Maryluz Oviedo Directora de Difusión y Cooperación y Amado Maestri Coordinador de Área, ambos en representación del SAPI; así como Leudys González quien presenta el Cacao de Caripito y la fundación que viene desarrollando un arduo trabajo para alcanzar el certificado de D.O.

La denominación de origen protege el resultado del trabajo de los productores, fabricantes y artesanos, así como también el de las áreas geográficas con características agro-climáticas y/o manufacturas especiales donde se realizan los productos, basados en técnicas que respetan la tradición cultural o ancestral que las zonas les otorgan.

Las características organolépticas de la denominación de origen de una forma más exacta corresponde al sabor, acidez, astringencia, dulzura, olor, fragancia, persistencia en el paladar y sabores singulares tales como la nuez y florales; las cuales dan fe a los análisis de Clapperton.

Cada D.O. se regula mediante una serie de disposiciones, reglamentos, órdenes ministeriales, decretos y Leyes Orgánicas. Y son los Consejos Reguladores de cada D.O los encargados de velar por el cumplimiento de lo marcado. Por ejemplo en el caso del vino en el momento de la recolección hay que pasar unos estrictos controles sobre la procedencia de la uva, los kilos, forma de procesar, etc.

El mundo de las Denominaciones de Origen realmente no es muy complicado, solo hay que tener en cuenta una serie de parámetros que están encaminados a obtener un producto único, especial y totalmente diferente al resto.

Yoselyn Peinado