Hoy se cumple un año más del lanzamiento de la Misión Árbol | Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual

Hoy se cumple un año más del lanzamiento de la Misión Árbol

La misión Árbol nace por iniciativa del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y fue divulgada por el Comandante Hugo Chávez, el 4 de junio de 2006, en el programa “Aló, Presidente”, desde el sector Los Venados del parque nacional Waraira Repano (El Ávila). Allí plantó un nogal, junto a la ministra del Ambiente, para ese entonces, Jacqueline Faría.

Su objetivo es recuperar los bosques del territorio nacional, destruidos por el hombre y la implementación irresponsable y desmedida de políticas que en pro de un supuesto desarrollo destruyeron los bosques, la biodiversidad y la vegetación del territorio sin realizar ninguna acción a favor del medio ambiente.

Busca despertar el interés a los ciudadanos por el medio ambiente, favorece el equilibrio ecológico y la recuperación de espacios degradados. Al mismo tiempo, pone en práctica un ambicioso plan de reforestación en el que el pueblo y las instituciones públicas emprenden de manera conjunta, haciendo realidad en el ámbito ecológico la democracia participativa y protagónica.

Orientada a la participación protagónica de la comunidad en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo que se fundamente en la recuperación, conservación y uso sustentable de los bosques para el mejoramiento de la calidad de vida de la población. Con su relanzamiento el pasado 26 de mayo de 2013, el Ejecutivo Nacional se plantea como objetivo sembrar aproximadamente 20 millones de árboles en el país.

Esta misión contempla cuatro etapas: recolección de semillas, producción de plantas, plantación, y mantenimiento por cuatro años continuos. Para ello se cuenta con la participación sostenida de quienes integran los casi 5.000 comités conservacionistas conformados en todo el territorio nacional.

Venezuela es el único país que tiene un programa dirigido a la recuperación de los bosques, a través de este programa ambiental. Sembrar un árbol significa vida y preservar nuestro planeta y nuestra especie.