El Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI) continúa apoyando medidas innovadoras para enfrentar el COVID-19

Como parte del ciclo de conversaciones anunciadas, el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI), realizó este miércoles la segunda vídeo conferencia, como parte de la iniciativa de formación que convoca a especialistas y académicos para ofrecer su perspectiva sobre innovaciones médicas en tiempos de aislamiento social.

La conferencia fue desarrollada por Francisco Astudillo, consultor de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), además profesor de las Universidades (UCV, ULA, MONTEAVILA), se refirió al tema de las patentes y al papel de las invenciones, como herramientas para enfrentar la pandemia.

La situación de control de la pandemia en Venezuela y su relación con los avances médicos en un mundo que busca respuestas para la cura de esta enfermedad, se convirtió en el tema central de esta vídeo conferencia.

Astudillo explicó que, en el campo de la medicina, la prevención de una enfermedad se realiza mediante vacunas, mientras que los dispositivos auxiliares como: mascarillas, guantes, jabón, son todos instrumentos para combatir el Covid-19 y pueden ser objeto de un Derecho de Propiedad Intelectual, ya sea por la vía de Patente de Invención o Diseño Industrial.

Por tal motivo es importante tener en cuenta que las invenciones se dan en cualquier área de la tecnología y si cumplen con unas condiciones específicas, previstas en la Ley, como son la novedad universal, altura o paso inventivo y aplicación industrial, el Estado que recibe esa solicitud está obligado a conferir el derecho a quien lo solicita.

El especialista en la materia Francisco Astudillo expresó: «Las patentes tienen una duración de 20 años de acuerdo con los convenios internacionales suscritos en la Organización Mundial del Comercio (OMC) que está en vigencia desde el año 1995 y de la cual Venezuela forma parte».

Astudillo resaltó el caso de Japón, donde se utilizó el Remdesivir para tratar el COVID-19, resaltando que dicho medicamento es una invención y puede ser protegido por Derechos de Propiedad Intelectual.
Para finalizar expresó que la relación comercial que deriva del otorgamiento de Derecho de Propiedad Intelectual, cobra importancia en el contexto mundial, generando posibilidades para los venezolanos, de acceder en un futuro al tratamiento contra la Covid-19.

2020-05-15T13:54:42-04:00mayo 14, 2020|