SAPI y la ULA forman profesionales en materia de Propiedad Intelectual

El Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual, SAPI, conjuntamente con la Universidad de Los Andes, ULA, a través del Convenio Interinstitucional forma profesionales del Derecho en materia de Propiedad Intelectual.

A través de este convenio de cooperación, dos abogadas del SAPI fueron seleccionadas para incorporarse al Segundo Semestre de la 11va Cohorte de la Especialización en Propiedad Intelectual que se está desarrollando en la ciudad de Caracas.

Liz Sánchez Vegas, perteneciente a la Dirección Nacional de Derecho de Autor y Anabel Suárez por la Dirección de Registro de Propiedad Industrial, son las servidoras públicas de la institución elegidas, que desde hace dos semanas ya forman parte de esta formación.

Importante señalar, que la Especialización en Propiedad Intelectual es un programa de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la ULA con más de 20 años de trayectoria en la formación de profesionales expertos en Derecho de Autor, Propiedad Industrial y áreas afines.

Iniciativas como ésta, vienen de parte del Director General del SAPI, Alberto Rey, quien siempre manifiesta que es importante la profesionalización y de la formación del talento humano, para prestar el mejor servicio desde el ente hacia los usuarios.

La Directora Nacional de Registro de Autor del SAPI, Isabel Piña, informó que la Coordinación de Postgrado de la Universidad de los Andes, solicitó elaborar una propuesta de diplomado para los nuevos ingresos del SAPI, de 20 a 25 personas que están siendo ingresadas a la institución para que realicen un Diplomado General sobre Propiedad Intelectual.

De igual manera, luego dependiendo del desempeño o del interés que muestren estas personas se incorporarán a la especialización en la siguiente cohorte que se va a llevar a cabo el año que viene 2019.

El objetivo fundamental del Convenio de Cooperación Interinstitucional que posee el SAPI con la ULA, es actualizar a los funcionarios, para que éstos, amplíen y potencien sus conocimientos, para así seguir brindando un servicio de calidad y oportuno, como ente rector de la Propiedad Intelectual.